Seleccionar página

Piquiá de Baixo y Santa Rosa dos Pretos:

ejemplos de la lucha contra la minería

En Brasil, la campaña internacional “¡Agua para los pueblos! Transnacionales: respeten nuestros derechos!” cuenta con el apoyo de la entidad Justiça nos Trilhos (Justicia en los Rieles) y tiene como protagonistas dos comunidades de Maranhão: Piquiá de Baixo, en el municipio de Açailândia, y el quilombo (comunidad afrobrasileña) Santa Rosa dos Pretos, en la zona rural de Itapecuru-Mirim.

Las dos comunidades han mantenido una lucha histórica contra la violencia cometida por la compañía minera transnacional Vale S.A.

En Açailândia, la comunidad Piquiá de Baixo se ha organizado durante más de 10 años en busca de un reasentamiento colectivo para escapar de los altos niveles de ruido, de contaminación del aire y del agua del río Piquiá causados ​​por Vale y las siderúrgicas que se asentaron en la región en los años 1980.

Desde 2007, la comunidad ha estado acompañada por Justiça nos Trilhos, y desde 2010 reciben asesoría técnica de la gabinete de arquitectura Usina CTAH.

En 2013, después de mucha lucha, los residentes conquistaron la expropiación de tierras para la construcción del nuevo barrio, lejos de la contaminación. La Asociación Comunitaria de Vecinos de Piquiá utilizó el único programa de vivienda oficial de Brasil, Minha Casa Minha Vida, para obtener fondos.

La modalidad del programa “Entidad” hizo posible la autogestión del trabajo de acuerdo con los principios y sueños de la comunidad. La construcción de las casas y del nuevo barrio empezaron en 2019.

Ahora, utilizando la campaña internacional como una herramienta de comunicación y articulación, las familias en Piquiá de Baixo buscan garantizar que el río Piquiá y otros cursos de agua en la región ya no estén contaminados por los productores de acero y por la transnacional minera.

Santa Rosa dos Pretos: la lucha por recuperar un arroyo cementado

Durante más de 80 años, los quilombolas (afrobrasileños) de Santa Rosa dos Pretos, en el municipio de Itapecuru-Mirim, Maranhão, se han enfrentado a la contaminación, la colmatación y la puesta a tierra de sus cursos de agua, como arroyos y ríos, ya sea por el ferrocarril Carajás, de Vale S.A., ya sea por el ferrocarril Transnordestino, las líneas de transmisión eléctrica de Eletronorte y CEMAR (Compañía Energética de Maranhão), o por la carretera federal BR 135.

Todas estas grandes empresas violan el derecho de los quilombolas al agua. Ellos también pierden su fuente de alimentos e ingresos al quedarse sin los peces que siempre han pescado. Las empresas destruyen el territorio quilombola, roban porciones de tierra productiva, causan ruido, contaminación del aire y cientos de muertes en la carretera BR 135 y en los ferrocarriles.

Los líderes de Santa Rosa dos Pretos han denunciado estas violaciones durante años, en varias instancias de agencias públicas, en la prensa, en discusiones con movimientos sociales y entidades aliadas. En 2011, el Ministerio Público Federal (MPF) presentó una Acción Civil Pública (ACP) contra Vale S.A. e Ibama (Instituto Brasileño del Medio Ambiente y de los Recursos Naturales) por violaciones cometidas por ambos contra los territorios quilombolas Santa Rosa dos Pretos y Monge Belo en la duplicación del Ferrocarril Carajás (EFC).

Con el apoyo de Justiça nos Trilhos, Santa Rosa dos Pretos logró que la empresa transnacional fuera sentenciada en 2012 a llevar a cabo una serie de reparaciones y acciones para mitigar los impactos causados. Entre las reparaciones, se encuentra la recuperación de un arroyo que la empresa hizo prácticamente secar: el arroyo era muy conocido entre lo quilombolas por ser rico en pescado y porque nunca se secaba, incluso durante el verano del Nordeste brasileño.

Siete años después de la condena, la empresa nunca recuperó el arroyo y no cumplió la mayoría de las obligaciones a las cuales ha sido condenada en los tribunales.

A través de esta campaña, los quilombolas de Santa Rosa dos Pretos buscan denunciar aún más esta violación cometida por Vale S.A. y garantizar que a través de la articulación con otros pueblos afectados por el EFC, la empresa transnacional recupere el arroyo que ha enterrado.

Protagonismo de la juventud

Además de las denuncias y noticias de los enfrentamientos hechos por las dos comunidades contra Vale y su violencia, la campaña internacional llevada a cabo en Brasil por Santa Rosa dos Pretos y Piquiá de Baixo se centra principalmente en la articulación política entre los jóvenes de las dos comunidades, tanto para reconocerse como para apoyarse mutuamente en la lucha por el agua, la tierra y el territorio.

A lo largo de la campaña, se prevén viajes de intercambio de los y las jóvenes de las dos comunidades, así como actividades de formación política y producción de contenido periodístico por parte de los propios jóvenes, que alimentarán gran parte de la página de Brasil insertada en el sitio web de la campaña internacional.

La comunicación fue la herramienta de lucha política elegida para este proceso de integración y articulación de las juventudes de Piquiá de Baixo y Santa Rosa dos Pretos.